Una marca que desde 1895 viste la mesa familiar con los sabores tradicionales de las fiestas y reuniones. Sus diferentes panes dulces con chips de chocolate, pasas de uva, frutas confitadas y almendras, su budín tipo inglés en deliciosas variedades, sus madalenas marmoladas, de vainilla y dulce de leche y sus mini croissants siguen tentando a grandes y chicos como el primer día.